domingo, 30 de noviembre de 2014

Cómo hacer un broche con goma eva paso a paso

Hacer broches está de moda. Si deseas poder lucir una de las tendencias más actuales, tendrás que ponerte manos a la obra y fabricar tu propio broche. Para ello no es necesario gastar mucho dinero y tampoco se requiere algo complicado. Nosotros te mostramos ahora cómo puedes hacer tu propio broche con goma eva paso a paso. 

Hacer un broche con goma eva

La goma eva, también conocida como "foamy" es un material de lo más popular entre los que sean aficionados a las manualidades. No tiene un coste económico elevado, es fácil de encontrar en tiendas de bellas artes o manualidades (e incluso en tiendas multiprecios) y lo mejor de todo es que puede comprarse en distintos colores.
Se trata de un material moldeable. Es decir, que podemos darle la forma que queramos y recortarlo fácilmente con unas tijeras. De este modo podemos elegir el modelo de broche que más nos guste y comenzar a trabajar.
Lo más recomendables si no estás acostumbrado a hacer manualidades, es que realices un broche sencillo como por ejemplo una flor o una carita. Si tienes algo más de experiencia nada como intentar hacer algo más elaborado, ya sea la auténtica representación de un broche como si fuera una joya o cualquier personaje que nos guste.

Cómo hacer un broche con goma eva paso a paso

Para explicaros cómo hacer un broche con goma eva paso a paso, vamos a ver qué  tal se nos da fabricar una rosa como la que ves en las fotos de arriba.
Aunque parezca algo complicado, no lo es demasiado ya que lo único que tenemos que hacer es coger una hoja de goma eva que sea de color rojo (también puedes hacerla en color rosa o en blanco o amarillo), y cortarla de manera que luego podamos enrollarla  para darle la forma de una rosa.
Debemos cortar u círculo de goma eva y luego hacemos un espiral con un lápiz o un rotulador. Luego cortamos siguiendo la línea del espiral tal y como ves arriba, Una vez hayas cortado este primer espiral, debes recortar el borde exterior del mismo de manera que nos quede como si fuera ondulado (paso 2 de la primera foto de arriba).
Cuando ya tengas todo el espiral recortado, debes comenzar a enrollarlo. Para ello abres el espiral y cogiendo fuertemente desde el centro debemos ir enrollando sin apretar demasiado pero tampoco sin que nos quede suelto.
A medida que vayamos enrollando, nos daremos cuenta de que la rosa se va formando poco a poco. Cuanto más se aprete más pequeña nos quedará la rosa.
Te darás cuenta de que la rosa queda abierta por la zona de abajo, Es ahí donde debemos colocar el cierre para acabar el broche. Para ello nada como calentar  un poco de silicona y pegar unas gotas. Luego cuando esté seca apoyamos un pequeño imperdible que podéis pegar con algo de pegamento o cola o si lo prefieres también puedes pegarlo con otro poco de silicona caliente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada